Los principios en los que se basa el trabajo un rehabilitador  psicosocial son:


1. El derecho a una ciudadanía plena


2. La integración de cada persona en su entorno natural (barrio, ciudad, amigos, familia..)


3. Autonomía e independencia del individuo para recuperar sus capacidades.


4. Normalización para propiciar el desarrollo de cada persona en su entorno.


5. Individualización, evaluación de características y necesidades de cada sujeto y su entorno.


Fases del proceso


1. Evaluación: se recogen los datos para realizar un plan individualizado con las habilidades del  sujeto y los ambientes en los que va a interactuar.


2. Planificación: se concreta un plan temporalizado centrado en el individuo, estructurado, dinámico y flexible, que tolere la modificación en función de la evolución del sujeto.


3. Intervención: se implementa el plan individualizado de rehabilitación, con apoyos en los diferentes ambientes donde va a interactuar la persona. 


Entre las áreas de intervención se encuentran las habilidades de autocontrol y manejo del estrés, integración en recursos comunitarios, integración social, entrenamiento de habilidades sociales, rehabilitación de déficits cognitivos, psicomotricidad, etcétera.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted